*** Hay una gran inundación, pero sólo en una parte del campo visual. Trabajo como camarera. Somos un buen grupo de camareros, reímos, hay buen ambiente. Un gran río aparece por la derecha del campo visual. Me envían allí a recoger el agua y que vuelva todo a la normalidad. El río está causando un desastre y trae miseria consigo. Veo que hay una tapa levantada, llevo un cubo para achicar agua. La tapa es cuadrada, de una trampilla en el suelo. La trampilla se cuela por el agujero que se supone que tenía que tapar. Dentro sí que encaja. Hay un agujero dentro del agujero. No cesa de aumentar el volumen del agua y me arrastra la corriente junto con más gente. Pienso en mi bebe. Pasamos por mi antiguo cole de E:G:B:, por el edificio de los más pequeñitos. Hay niñas con trajes hechos con plásticos y flores. Celebran algo con lo poco que tienen. La corriente me arrastra, pero no estoy asustada. Al final de todo hay una catarata bestial que nos matará a todos. Alguien me echa un cable y salgo del cauce del río. Comienzo a subir, a remontar el cauce apoyándome en la valla metálica que lo contiene. Subo con dos mujeres más. Hablamos de cuando lleguemos al punto de partida, una de ellas me dice que nos haremos con una habitación-casa que en ese momento veo ante mis ojos: dos camas, sólo un cuarto, color salmón, una ventana. Seguimos subiendo cogidas a la valla mientras el agua, enorme, arrastra todo lo del otro lado.***

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s