*** Cojo el autobus, sé que mi madre me está esperando en la próxima estación. El autobus se desvía porque había habido un terremoto que había dejado la ciudad hecha añicos. Le digo al chófer que tiene que volver a buscar a mi madre. El dice que no puede pasar por ahí. Me desespero. Cuanto más se aleja, más me enfurezco. El chófer decide pasar por la parada donde está mi madre, pero ella ya no está. Me pongo a gritar llamándola y despierto. ***

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s